Una de las cosas que más me daban flojera cuando tuve mi primer equipo con Android (que espero tenga una mejor vida) era pasar las fotos a la computadora. Eran finales del 2009 y yo soñaba con una aplicación que subiera las fotos automáticamente a cualquier servicio en línea (de preferencia a mi cuenta en Flickr, pero hubiera aceptado hasta a un servidor mediante FTP!).

Recuerdo que Pixelpipe medio lo soportó un tiempo pero no siempre funcionaba correctamente. Otra opción que sigue siendo vigente es utilizar Remote Desktop, pero aún así requiere de varios clicks al momento de pasar fotos (aunque ningún cable y de hecho esa aplicación sirve para mucho más que sólo ver tus fotos, te la recomiendo!) Afortunadamente ese ya no es el caso hoy en día y podemos utilizar un truco para pasar las fotos desde Android a Linux, aunque necesitaremos una computadora intermediaria. Sigue leyendo!

 

Remote Desktop te sirve también para subir y bajar archivos a tu SD card y enviar mensajes de texto desde tu navegador.

Nos adelantamos año y medio desde finales del 2009 y la primera solución en ofrecer respaldos automáticos de las fotos que tomamos viene -obviamente- de parte de Sugarsync. Mediante una actualización muy mona nos hacen felices a los fotógrafos compulsivos. El problema? La aplicación de escritorio es sólo para Mac y Windows (aunque hay un cliente no-oficial para Linux). Un detalle es que por alguna razón la aplicación no está disponible en el Android Market mexicano, por lo que hay que descargarla en esta liga. Si eres usuario de Mac o Windows, ya no tienes que configurar nada más y te va a funcionar bien. Si usas Linux, te invito a que sigas leyendo.

Así pues, tenemos dos opciones: o instalamos Sugarsync y recibimos las fotos nuevas cada que entremos a la partición de Mac o Windows, o suciamente podemos utilizar como puente una computadora que ustedes sepan que está prendida constantemente (yo usé la computadora de mi casa que tiene Windows), instalándole Dropbox y Sugarsync lado a lado como buenos hermanitos, compartiendo las carpetas de las fotos entre ellas y así las fotos llegan sanas y salvas a Dropbox, la cual pueden instalar fácilmente en Linux y cerrar el ciclo (lo que nos hace hacer la flojera de usar cables, jajaja).

Por qué no podemos llevarnos bien?

La computadora puente no necesariamente debe tener Dropbox y Sugarsync asociados con tu cuenta. Siempre puedes compartirle ambas carpetas de fotos al dueño de la computadora, aunque claro que tendrá acceso a todo lo que subas automáticamente.

Aquí el detalle es que Sugarsync a fuerzas te pone la carpeta de fotos-que-se-suben-mágicamente en /Pictures/Mobile Photos, mientras que Dropbox a fuerzas te pone todo en una sola carpeta (al menos tú puedes elegir dónde va ese monolito y la carpeta de Dropbox que contenga tus fotos puede ser la que tú quieras siempre y cuando esté dentro de Dropbox); entonces vas a tener que usar un poco de magia con symlinks (funciona tanto para Mac como para Windows Vista en adelante) para ligar las dos carpetas (si no sabes qué es un symlink a.k.a. “enlace simbólico”, puedes leer este tutorial). En el caso más típico, escribirías en el command-prompt de Windows algo así como lo siguiente (ignora el hecho de que esoty en Linux :P):

Y listo, ahora sólo sincroniza Dropbox en tu computadora con Linux y en cuanto tomes una foto con tu celular, siempre y cuando esté prendida la computadora-puente, te llegará la foto a tu computadora en un par de segundos. Te recomiendo que el symlink que hagas apunte a la carpeta de Dropbox y no al revés, porque Dropbox solamente sigue los symlinks que encuentra cuando inicia y tendrías que estar reiniciando Dropbox a cada rato para que se actualizara.

Con dibujitos bonitos todo el show se ve así:

Y listo! Es un poco sucio y no demasiado práctico, pero funciona!

 

Si no tienes cuenta en Dropbox, abre una haciendo click aquí.

Si no tienes cuenta en Sugarsync, abre una haciendo click aquí.