Eye-Fi cards

Hace unos días me topé con un excelente pedazo de cosa llamado Eye-Fi card. Estas SD cards para cámaras digitales son un sueño hecho realidad ya que se introducen en tu cámara como cualquier otra tarjeta de memoria SD pero puedes configurarlas para que se conecten a tu red inalámbrica (Wi-Fi) y suben automáticamente a tu computadora (o a servicios online como Flickr o Picasa) las fotos que vayas tomando. Cool, no ?

Me las vas a pagar algún día, Eye-Fi !

La primera vez que configuré una de estas tarjetitas fue como un sueño realidad al ver cómo, segundos después de tomar una foto con mi cámara digital, la foto ya estaba en la computadora sin necesidad de cables, configuraciones adicionales ni nada; otros segundos más después y ya estaba en mi cuenta de Picasa, increíble! (Tip: compren una y regálensela a su madre el próximo 10 de mayo, la harán muy feliz!).

Pero qué estás diciendo ?!?!

Sin embargo, no todo es gloria y felicidad en el mundo Eye-Fi: una de las desventajas más grandes de estas tarjetas es que el software oficial (el que se comunica con la tarjeta para descargar las fotos al instante en sus computadoras) funciona solamente en Windows y en Mac, por lo que si utilizan Linux básicamente no podrán usar estas tarjetas sin utilizar uno que otro truquito.

Obviamente hay muchos linuxeros allá afuera que decidieron hacer algo y fue así como tenemos proyectos como el de Dave Hansen o Jeff Tchang, quienes a fuerza de brickear varias tarjetas han logrado interesantes avances para tener una versión equivalente del software que corra bajo Linux o al menos poder configurar la tarjeta para que se conecte a las redes inalámbricas que queramos (parece que ya tienen una versión estable). Sin embargo, existe una solución equivalente muchísimo más sencilla, fácil y rápida para darle la vuelta a este problema de compatibilidad.

Para poder acceder de manera rápida y sencilla a sus fotos lo único que vamos a necesitar es configurar nuestra tarjeta con el Eye-Fi Center desde una computadora con Windows o Mac (esto se hace una sola vez) y una cuenta para FTP en un servidor cualquiera (si no sabes qué es “FTP” lee el final de este post). Los pasos son:

 

  1. Entra a Windows (sí, ya sabemos que te choca, pero es necesario u_U)
  2. Conecta tu Eye-Fi card a tu computadora y sigue estas instrucciones para configurar tu tarjeta y que suba las fotos. Vas a necesitar tus datos de acceso a tu servidor FTP.
  3. Toma unas cuantas fotos y verifica que se están subiendo correctamente visitando la dirección que especificaste (Tip: puedes configurar el servidor para que el contenido no sea públicamente visible y que tu vecina esté viendo las fotos que te tomaste en aquella fiesta).
  4. Entra a Linux (yeiii ^^)
  5. Abre Nautilus o algo similar.
  6. Vete a File -> Connect to Server e introduce los mismos datos que en el punto #2.
  7. Listo!!!

Si todo salió bien, Nautilus habrá abierto una carpeta que parece local pero que en realidad es el contenido del servidor (uuuh magia!) y que contiene las fotos que tomaste en el paso #3. A partir de este momento puedes dejar las fotos ahí, cortarlas, copiarlas, pegarlas, moverlas u organizarlas como tú quieras. Incluso podrías configurar tus atajos de teclado con un comando similar a:

nautilus ftp://tunombredeusuario@tuservidor.com

Y cada vez que tomes una foto con tu Eye-Fi card podrás utilizar ese atajo y verás la fotografía como si ya estuviera en tu computadora. Magia !!!

Como nota adicional, aparentemente podrías hacer lo mismo pero con Flickr en vez de FTP si configuras tu tarjeta para que suba las fotos a Flickr y luego montas tu cuenta de Flickr como un disco duro en Linux. No lo he intentado pero técnicamente debería poderse!

 

Ahora bien, si no tienes ni idea de lo que es “FTP” no te preocupes, todavía hay salvación para ti! Rápidamente, “FTP” significa “File Transfer Protocol” y es un protocolo que te permite conectarte a un servidor remoto y transferir archivos de aquí para allá y vice versa y como el día de hoy resulta que estoy de un inusual buen humor, les ofrezco un espacio para que se conecten via FTP a los amables lectores de este blog que quieran probar esta solución… sí, escuchó Ud. bien! Sólo por tiempo limitado!

 

Imagen por Matt Westervelt

Independientemente de si se encuentran en Linux, Windows o Mac, estas tarjetitas hacen muchas monerías como añadirle datos de ubicación geográfica a tus fotos o activar un modo de memoria “infinito” que va borrando las fotos más viejas en tu tarjetita para que no te preocupes nunca más por que se te llene la tarjeta de fotos que no has pasado a la computadora y que no le puedas seguir tomando fotos a tus gatitos. Así que revisa ya si tu cámara es compatible (la mayoría de las cámaras modernas lo son) y disfruta de la tecnología de vanguardia!